SHAMPOO SÓLIDO

El shampoo sólido es uno de los productos con un uso más sencillo y de los que más rápido te acostumbras a usar. Te encantará por su textura y por la espuma que hace. Sí, no te sorprendas, hace mucha espuma.

Usarlo es tan sencillo como frotar la pastilla de shampoo por todo tu cabello una vez lo tengas bien mojado. Tranquí, no hace falta frotar mucho, veras que con poco comienza a hacer espuma. Y ojo aquí: la clave para no gastar de más tu shampoo es no frotar demasiado la barrita, frótala solo un poco, déjala y saca más espuma masajeando con las manos (ya no con tu barrita) todo tu cabellito para que salga mucha espuma y la suciedad :) Para finalizar, enjuaga con abundante agua y listo!!!

Como ves es muy sencillo.

Para cuidar tu shampoo sólido, que no se estropee y puedas aprovecharlo al máximo, una vez usado, déjalo secar en una jabonera o rejilla, evita dejarlo encharcado.

Conoce nuestros shampoos sólidos